El por qué ser religioso te vuelve menos propenso a la innovación

De acuerdo a un estudio investigativo organizado por la Universidad de Princeton, quien se identifique como una persona religiosa es significativamente más propenso a creer que se depende demasiado en la ciencia y no lo suficiente en la fe. Si eres una persona realmente religiosa lo mas probable es que tu mente se encuentre menos dispuesta a aceptar la innovación, por lo cual los adeptos fervientes a cualquier religión tienen una manera de vivir un poco más arcaica, dicha investigación organizada por esta maravillosa universidad ha sido titulada “Religion and Innovation” y a ganado una extensa audiencia.

Roland Bénabou, David Ticchi y Andrea Vindigni son los responsables de esta investigación, todos ellos son profesionales MBA en comercio pero han centrado su atención a la psicología, al iniciar el proyecto todos habían notado que el ámbito de religioso tiene un papel importante en la vida de las personas, para demostrarlo usaron los datos de la Encuesta Mundial de Valores en cinco ediciones para así cruzar la relación entre 11 medidas de apertura a la innovación y cinco mediciones alternativas de religiosidad en una persona, por lo cual agruparon los datos en 3 grupos principales:

  1. Actitudes hacia la tecnología y ciencia.
  2. Actitudes frente nuevos cambios, ideas y riesgos.
  3. Las habilidades de los niños frente a la tecnología.

Para el primer grupo, todos los cálculos encontraron que una mayor identificación en las variables de religiosidad, esto implica una visión un poco más negativa del progreso científico. “Alguien que se identifica públicamente como una persona religiosa o que reporta una importancia mayor de la religión, de Dios o la asistencia a la iglesia, es significativamente más propenso a creer que dependemos demasiado de la ciencia y no lo suficiente en la fe, para ellos esto hace que la vida cambie más rápido”- ha apuntado el estudio, en contraste de ello, la religión no tiene una relación estadística con la idea de que el mundo es mejor gracias a la tecnología y la ciencia.

En cuanto al segundo grupo, “de las cinco actitudes pro innovación cuatro de ellas tienen una consistente y alta relación negativa con las cinco mediciones de religiosidad”- argumentan los autores de dicha investigación, estas 4 actitudes manifiestan que las nuevas ideas son mejores que las viejas, la importancia de correr riesgos, la creencia de que la gente construye su propio destino y por ende la actitud hacia los cambios. Mientras que el último grupo, sobre las habilidades que los adultos tienen que inculcar a los niños, las 5 mediciones de religiosidad han mostrado una relación un tanto negativa con fomentar la independencia, imaginación, determinación y perseverancia; “mayor religiosidad casi siempre estuvo uniforme y significativamente asociada a visiones un poco menos favorables de innovación”- ha concluido el estudio.

Sin embargo, es importante notar dos cosas:

  1. La única variable para la cual la religiosidad mostró una relación positiva, es para la identificación de las personas con la importancia de tener ideas nuevas y ser creativo.
  2.  Un ingreso mayor, menor edad y ser varón va a aumentar la visión pro a la ciencia.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *